Linkedin

https://es.linkedin.com/in/alserrod

Alejandro Serrano


Alejandro Serrano

martes, 26 de julio de 2016

Ejemplos de flexibilidad horaria II



Un segundo ejemplo de flexibilidad horaria que no tiene que ver con la industria....

Un empresario gestionaba un camping. Aprovechaba para abrirlo para Semana Santa y estaba abierto durante toda la semana. A partir de ahí, iba a su ciudad donde tenía la residencia entre semana y los fines de semana y puentes abría el camping hasta mitad de junio. A partir de entonces abría todos los días hasta mitad de septiembre donde aprovechaba para solo fines de semana y, pasado el día del Pilar, echaba la llave al camping hasta el año siguiente.

En algunos fines de semana de primavera/otoño solía estar él solo pero en temporada alta contrataba a alguna persona.

Acabada la temporada hacía números. Había estado trabajando sin descanso, de lunes a domingo durante 16 horas diarias. Se levantaba a las ocho y ya preparaba la cafetería pues, aunque los campistas solían desayunar en sus tiendas o caravanas, alguien que estuviera de paso podía parar allí. Aprovechaba para prepara la piscina cuando menos gente estaba en el bar, para regar por la tarde, para limpiar según qué cosas, etc... tenía unas tareas que hacía a unas horas determinadas o bien delegaba en las personas que tenía consigo. Comía y cenaba todos los días en la propia cocina sabiendo que igual le tocaba interrumpirla para hacer de refuerzo y el segundo plato se lo comía frío pero era lo que había.

Como digo, hacía números. Iba a cerrar el camping para casi seis meses consecutivos. En uno de ellos se iría de vacaciones a algún destino diferente cada año. En el resto, simplemente aprovechaba para estar en su ciudad y disfrutar con su familia y sus amigos.

Su comentario era el mismo: "yo trabajo 1.800 horas anuales como todos y los números me salen. Repartidas de una forma muy peculiar, pero las mismas horas a fin de cuentas".

Y razón no le faltaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada