Linkedin

https://es.linkedin.com/in/alserrod

Alejandro Serrano


Alejandro Serrano

jueves, 7 de julio de 2016

Los cambios de estado de la materia: solidificación, evaporación.....





Llevaba ya un tiempo con "tiras y aflojas" con el departamento de logística. Era temporada de mayor número de pedidos y en una semana ya iban vaaaaaarias veces que me venían diciendo que había que sacar cuanto antes un pedido porque era "urgente".
¿Qué sucedía?, pues que el camión estaba en la puerta y ese pedido pendiente de ser sacado.

Tanto que un buen día le dije al Jefe de Logística que "urgencias al hospital". Que yo recibía de su departamento todos los días el programa de producción y lo cumplíamos. Que si llegaba un camión para un pedido y los productos no estaban pero nosotros habíamos fabricado lo que se nos había pedido.... que mirase a ver dónde estaba el problema, y que habíamos dejado de parar la producción para hacer un cambio de línea y sacar unos cuantos pedidos que los querían para "ya". De poco me servía haber conseguido logros con SMED si se me iban a la basura por cambios de lote innecesarios por una  planificación indebida.

A los jefes de equipo les di órdenes de que, en mi ausencia, solo admitiesen "urgencias" de determinados pedidos que sabía que podían poner en aprietos a la empresa si no se cubrían (vamos, que un error humano lo tiene cualquiera y como sabía cuáles eran los que podían tener mayor impacto, si tenían esos errores, que para eso estábamos, pero para pedidos que valía más el cambio de maquinaria que lo que se facturaba por ellos.... se esperaban. No obstante, no nos sorprendía a ninguno. Ya tenían un medio de doble verificación y nunca hubo "urgencias" con los pedidos más relevantes).

Y dejamos de tener urgencias durante un par de semanas. Yo aliviado porque a veces me entraban ganas de ponerme un traje de quirófano cuando me venían con esa palabra.


Y a los quince días un responsable de logística me llama por teléfono con la misma palabra: urgencia.

Juramento por mi parte y me voy a su oficina.

Me saca el pedido, miro qué estábamos fabricando y le digo que hasta inicios del turno de noche no se podría fabricar (era cuando estimaba que habría un pedido con bastantes similitudes lo que minimizaría los cambios a realizar).
No discute. Cuando le dije que hasta la noche nada va y me responde.... "pues déjalo, olvídate de él".

Yo le pregunto.... "pero ¿no era urgente?"

y me responde: "¿Tú sabes lo que es la sublimación?"


Eso ya me descolocó por completo. Bueno, era una persona que dentro y fuera de la fábrica (cuando quedábamos a comer o cenar los compañeros de trabajo y hablábamos de todo un poco) me descolocaba con sus comentarios, ocurrencias y metáforas que hacía.
Me quedé sin saber qué responderle pero sabiendo que algo había detrás.

No tardé en descubrirlo. Iban a enviar un camión no completo a un destino de centroeuropa y podían completarlo con lo que me había pedido dado que al camionero "le venía de camino" depositar allí parte de la mercancía.
Como vio que había dificultades para sacarlo de manera inmediata y el camión tenía que salir ya.... pues que me olvidase que lo metería en el siguiente camión a esa zona, que enviaban alguno cada semana.


Pero claro.... ante mi pregunta de "paso de urgente a innecesario", la respuesta fue la sublimación.

Curiosa explicación de cambios de urgencias de pedidos.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada